lunes, 5 de mayo de 2014

DESPEDIDA Y CIERRE

 
Un guerrero de la luz respeta una esneñanza principal: La perseverancia es favorable.
Él sabe que la perseverancia nada tiene que ver con la insistencia. Existen épocas en las que los combates se prolongan más allá de lo necesario, agotando sus fuerzas y debilitando su entusiasmo.
En esos momentos, el guerrero reflexiona: "Una guerra prolongada termina también destruyendo la victoria".
Entonces retira sus fuerzas del campo de batalla y se concede una tregua. Persevera en su voluntad, pero sabe esperar el mejor momento para un nuevo ataque.
Un guerrero siempre retorna a la lucha, pero nunca lo hace por obstinación, sino porque nota el cambio en el tiempo.

2 comentarios:

  1. TE QUIERO HIJO, HOY, MAÑANA Y SIEMPRE

    ResponderEliminar
  2. Es tiempo de cambio y toca volver a subir a lo mas alto.
    Cuando hay tormenta, hay aves q vuelan por en ca de esta para seguir su viaje.
    No somos guerreros, no somos aves, pero somos corazones puros y fuertes a los que le duele todo pero a los q no les puede nada.
    Arriba, sube, levanta! No te dejes arrastrar por la tormenta porque ésta pasa arañando pero tu sabes superarla.
    Todos te esperamos y queremos seguir leyendote

    ResponderEliminar